OPINIÓN

 

Hace ya unos años que los pescadores del río Xuvia, venimos notando un incremento en las poblaciones de Cormoranes en nuestro río, sobre todo en su desembocadura ( zona del Pozo de la Asturiana, presa del Molino del Xuvia ), así como una importante mejora en la población de mustélidos y rapaces, y también la aparición de nuevas especies.

 

Los pescadores somos conscientes, que la mejora en ciertos tipos de faunas del hábitat del río, significa un “empeoramiento” de otras más débiles del mismo sistema.

 

Si a todo ello sumamos una degradación de la calidad de las aguas, una disminución de las lluvias con la perdida de las riadas que eran normales no hace muchos años, el empobrecimiento y la falta de regeneración de los márgenes y riberas, así como los vertidos y  el incremento de fangos por arrastres constantes con la consecuente perdida de los fondos naturales del río, el futuro que se nos presenta es muy amargo.

 

Por ello este articulo de Mauricio Clemente sobre el Cormorán, uno de los “cómodos” y peores depredadores del río, capaz de comer un individuo adulto sobre 900 grs. de pesca al día, puede darnos una idea de otro enemigo más, con el que qué nos  vamos  a jugar el presente y futuro de la pesca de río.

 

SPD Río Xuvia. Enero 2004

 

* * * * *

 

CORMORÁN, ¿el enemigo número uno?

 

Por Mauricio Clemente

Articulo publicado por cortesía de www.todopesca.com

Desde hace varios años venimos asistiendo a una serie de enfrentamientos dialécticos entre pescadores deportivos, piscicultores, administración y conservacionistas por un ave que en los últimos tiempos a proliferado espectacularmente en la geografía española. 

Se trata del cormorán o cuervo marino

 

Cormoran grandeEn la península Ibérica conviven  dos especies, el  cormorán grande (Phalacrocorax carbo) y el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis).  Este último es una especie sedentaria que nidifica en todo el litoral ibérico, aunque mayoritariamente en el sector atlántico. Las costas gallegas albergan una población nidificarte muy importante, cifrada en 2.500 parejas. No suele vivir en las zonas interiores y su presencia no causa un daño relevante a las poblaciones piscícolas de agua dulce.

Por el contrario el cormorán grande es un invernante procedente del norte de Europa, que gusta de aguas litorales pero también de aguas interiores, (subespecie Phalacrocorax carbo sinensis).

Poco a poco parece cambiar de hábitos y desde hace algunos años (1996 constatado), parejas de individuos ya no se desplazan al norte de Europa para la cría, sino que se han vuelto sedentarias y se  reproducen en diversas localidades interiores españolas.

Por lo tanto en la  península Ibérica una parte de la población es sedentaria y otra fracción realiza desplazamientos estaciónales, con una tendencia a invernar en el interior.

Es fácil localizarlo en ríos, lagos,  embalses y zonas húmedas, incluido ciudades ribereñas. 

Excelente material de pesca
 


Perteneciente a la familia de las acuáticas Phalacrocoracidae. 
Tiene  el plumaje  oscuro con brillos verde azulados, de lejos parece negro,  mancha blanca  en los carrillos, en la época de cría una mancha blanca en los muslos y la cabeza se le vuelve casi blanca; con el  cuerpo alargado, cuello y cola largos.

Su talla varia desde los 70 a los 90cm y su envergadura de alas puede llegar a 1,50 metros.

Su pico es fuerte, recto y ganchudo. Los cuatro dedos de las patas están palmeados, lo que le permiten nadar con gran facilidad.  Se zambullen en busca de peces (alimento principal), hasta profundidades de 10 o más metros.

Cría habitualmente en  acantilados junto a costas marinas,  en árboles en lagos y riberas de los ríos, o en el suelo. 

Duerme en barras de arena, rocas, postes y árboles, a  menudo en bandos grandes y densos. 
Las puestas de 3 a 4 huevos de color  azul pálido las realizan en un nido vegetal de hierbas, algas, carrizos y ramitas. Durante 27-30 días incuban los huevos. 

Las zonas de nidificación son fácilmente reconocibles, por árboles muertos debido a  sus deyecciones.

 

LA POLÉMICA

 

Los pescadores del Río asturiano Sella han reclamado a la Junta del Principado la necesidad de establecer la regulación cinegética del cormorán. Arguyen en defensa de su polémica propuesta, la cual tiene seguidores en Cantabria, el hecho de que en otros países, como Francia, ya se hayan tomado medidas similares para que el cormorán no acabe con la fauna fluvial"

 

¿Quién vigila a quién?Notas de prensa como esta se han sucesivo en los últimos tiempos. Más recientemente varias sociedades de pesca leridanas, también se han manifestado en este sentido, dado que las repoblaciones de truchas en sus cotos son diezmadas por este magnifico pescador  que es el cormorán, (además pesca sin vale).

Las diferentes administraciones autonómicas, no saben como afrontar el problema ya que el cormorán figura como especie protegida por tratados internacionales.

Por su parte los grupos conservacionistas españoles, ven más un  problema económico-deportivo que un exceso de aves. Aunque reconocen la proliferación de la especie.

 

Captura y sueltaEl problema viene de lejos en Europa, ya en  octubre de 1996, en Lelystad, Países Bajos, La Conferencia de las Partes en la Convención sobre la conservación de las especies migratorias de animales silvestres,  analizó un informe que contenía la información científica más reciente sobre el cormorán grande, se confirmó el continuo aumento de la población reproductora de la subespecie (Phalacrocorax carbo sinensis) en algunas zonas y la ampliación de su área de distribución.


Proponen entre otras medidas un plan de acción que incluya,  directrices de manejo para evitar y/o reducir los graves daños causados por el cormorán grande en el sector pesquero manteniendo un estado de conservación de la  especie.

 

Presa propicia para el cormorán.¿Que se ha hecho al respecto desde esa fecha?, ¿que medidas se han adoptado en nuestro país?,  ¿se ha adoptado alguna?, ¿como encaminamos el futuro?.

La alarma ha saltado, no solo se alimenta de truchas de repoblación,  black bass y alburnos, la proliferación de cormoranes es tal que ya han alcanzado  las cabeceras de los ríos y depredan sobre especies como la trucha común,  el barbo de montaña o el cangrejo ibérico (protegido).

Peces  también protegidos como el fraile o la pardilla, 

 

Los cangrejos tambien forman parte de su dietaTenemos un serio problema a la vista, un problema que está ahí y que por si solo no solo no se resolverá, sino que se agudizará dado el alto grado de reproducción de la especie. El cormorán por si mismo no es culpable de nada, como cualquier animal solo pretende sobrevivir y extenderse, son hechos naturales.


 No obstante, parece claro que una y otra vez el ser humano, altera todo aquello que toca (también puede que sea natural), la naturaleza se

  ve constantemente superada por la intromisión del hombre, que modifica ecosistemas, reintroduce especies y elimina aquellas  que le molesta.

 

Una maquina de pescarEl cormorán es un problema más, como lo son la introducción de especies alóctonas en nuestras  masas de agua para potenciar ciertos tipos de  pesca económicamente rentables, la construcción de embalses, la modificación de cursos fluviales, la extracción de gravas, la sobre-pesca, la contaminación y sobre todo un  total desprecio por la naturaleza.

Es lamentable como pasamos de la casi extinción de una especie a la total protección de esta, para de nuevo volver a su sacrificio y vuelta a comenzar.

 

Los animales pasan de victimas a  acusados en un abrir y cerrar de ojos, de demonios a ángeles según nos convenga.

Mejor sin cormoranes.A comienzos del siglo XXI le ha tocado al cormorán ser el "demonio negro" , y es cierto que lo es, no por ser mucho mejor pescador que cualquiera de nosotros sino por un elevado número de "inmejorables pescadores". Las sociedades de pescadores no pueden ni deben seguir soportando las perdidas que les  ocasiona  este animal. 

Los piscicultores no pueden abrir sus piscinas como si de un buffet libre se tratase. Las sociedades proteccionistas no pueden ni deben cerrar los ojos ante el hecho del desmesurado crecimiento de la especie, o ante la repercusión que está teniendo sobre otras especies amenazadas que viven bajo las aguas  (muy frecuentemente olvidadas por estos).

 

Vale obligatorioEl problema no se resolverá desde una de las partes, es necesario sentarse todos los estamentos implicados y buscar soluciones razonadas.

El cormorán forma ya parte de nuestra fauna  y va a seguir formando parte de ella (nos pese a quien nos pese),  como lo son ya otras especies de aves recién venidas, palomas turcas,  cotorras argentinas... o peces como el siluro, la lucioperca o el black bass, por poner solo unos ejemplos.

AlucinanteEs una paradoja que  de nosotros, los mayores depredadores del planeta, dependan todas las especies que en él viven,  de como  sepamos o no administrar esa gran responsabilidad, dependerá el futuro de estas y el nuestro propio.

 ¿Disponemos del raciocinio suficiente para tal fin?

Quién fijará  los límites para determinar cuando una determinada especie se convierte en plaga?

¿Estamos preparados para asumir esta responsabilidad?.

La administración tiene la última palabra, oídas las partes ha de actuar en consecuencia.


Saludos y buena pesca.